Ya hemos explicado cómo empezar a gestionar las redes sociales de tu marca. Ese es el punto de partida: seleccionar tus redes, diseñar tu estrategia y hacer una planificación. Te contamos cuáles son los siguientes pasos o trucos para llevar tus redes sociales.

 

1. Programación

Como te contamos, para que tu estrategia de redes sea efectiva, debes analizar el comportamiento de tu audiencia y publicar en los intervalos en los que esté más activa. Si te resulta difícil adaptarte a esas horas, programa tus publicaciones y olvídate.

Aunque algunas redes, como Facebook, te dan opción de programar, lo mejor es que recurras a una herramienta gratuita, desde la que podrás gestionar fácilmente todos tus perfiles. Solo tienes que crear una cuenta y agregar la información de tus redes. Después, la programación es sencilla.

Estas herramientas suelen tener un formato muy intuitivo. Escribes tu texto y/o subes tus fotos o vídeos, previsualizas cómo quedará la publicación y eliges qué día y a qué hora quieres que se publique.

Una de las opciones más recurrentes es Hootsuite. En su versión gratuita, puedes gestionar tres perfiles sociales y programar el contenido y, además, obtendrás análisis básicos de su impacto.

 

2. Análisis

Como mínimo, una vez al mes deberías hacer un análisis de tus redes. Puedes utilizar las estadísticas que te ofrecen las propias plataformas sociales. Ellas te servirán para ver si tu estrategia está funcionando y cuál es el tipo de contenido que tu audiencia prefiere.

Los datos de alcance o impresiones te revelan la cantidad de personas que han visto tus publicaciones. Los likes, shares (contenido compartido o retweets) y comentarios te indican cuán implicada está tu comunidad.

Los números te señalarán si vas por el buen camino y hacia dónde debes redirigir tu estrategia: qué formatos y qué tipo de contenido funcionan mejor.

 

3. Inversión

Sobre todo al principio, es importante que hagas una estrategia de inversión para que tu contenido llegue a más personas. Lo bueno es que las plataformas sociales permiten realizarlo con un presupuesto reducido, y segmentado de manera que llegues a tu público objetivo.

Has de tener claro cuál es ese público para “atacar” directamente. Género, franja de edad e intereses serán el punto de partida.

¡Continuará!