Por fin ha llegado octubre, así que oficialmente tenemos el deber de espantarte un poco. Hoy no encontrarás monstruos o fantasmas, sino algo un poco más tenebroso para nosotros: errores comunes en SEO y Marketing Digital, problemas de comunicación y ejecución en nuestro trabajo.

Babadook grito

Protege a tu contenido como Amelia cuida a su hijo, vía Giphy

 

Nos ha tocado aprender a la mala y es por eso que sabemos que nadie está libre de errores en este campo. Desde un correo erróneo hasta una actualización mal implementada, todos tenemos al menos una anécdota de un descuido o confusión que nos quitó el sueño Te dejamos cinco ejemplos que han dado pesadillas a la comunidad MKT y de SEO.

 

1. Revisa tu información publicada. Ahora revísala de nuevo

Si lo lees en internet, entonces debe ser verdad. ¿Tú crees? La información que circula en línea viene de diversas fuentes, cada una con sus estándares, metas y fuentes. Es imposible que entre los miles y miles de notas, artículos y demás tipos de publicaciones no se encuentren errores. Sin embargo, esto es más grave cuando se trata de una fuente respetada, la cual tendrá un buen posicionamiento buscadores a partir de su reputación.

Un ejemplo bastante reciente fue del periódico estadounidense The New York Times. El error aparece en una nota donde se describe la ignorancia del candidato a la presidencia Gary Johnson, quien desconocía la existencia de Aleppo, una de las ciudades más conflictivas en Syria. Explicando el contexto, New York Times escribe que Aleppo es la capital del Dáesh.

 

El público fue rápido en hacer notar (entre algunas burlas) que la capital del grupo terrorista es Raqqa. La publicación fue corregida diciendo que Aleppo era más bien territorio de ISIS. ¡Error! Nuevamente, fueron señalados por su falta: ISIS no tiene presencia en Aleppo.

face palm

Seguramente cuando el editor volvió a leer, Giphy

 

Después de dos correcciones, al artículo despliega la información correcta. Sin embargo, internet nunca olvida…

 

2. Repite después de nosotros: actualiza y redirige

¿Cuál es el precio de no actualizar tus links? Para la compañía de juguetes Toys R Us, nada más y nada menos que el desperdicio de 5.1 millones de dólares. El magnate de juguetes quiso asegurarse de dominar el término de “toys” (juguetes) en buscadores, por lo que hicieron tal inversión. Adquirieron el sitio de toys.com.

Esto no sirvió de mucho, pues al usar el nuevo sitio el equipo encargado de SEO no actualizó sus vínculos, la modesta cantidad de 301. Se vio una enorme pérdida de posición en buscadores de una posición más que respetable a una prácticamente olvidable.

no ahora

Imagina ser el encargado de esa tarea y de repente darte cuenta… vía Giphy

 

 

3. Ten claras tus metas… o sufre las consecuencias

Si algo nos “encanta” escuchar en marketing, son las instrucciones y objetivos vagos. Comentarios como “le falta… algo” no nos dejan la tarea fácil. Ahora imagina que semejante ausencia de claridad existe en los cimientos de un proyecto. ¿Qué desenlace ves?

juego saw

El proyecto no acabará bien, cual juego en Saw, vía Giphy

 

Por ejemplo, si estás manejando el contenido de un blog, es mejor tener en mente a un grupo específico de personas como target, es decir, un nicho. De lo contrario, tus publicaciones no se distinguirán de las miles que existen, atrapadas para siempre en un mar de notas, artículos, listas…

 

4. Prácticas black hat, la magia negra del SEO

No vendas tu alma a la parte oscura del SEO, pues tarde o temprano Google se dará cuenta y verás terribles consecuencias. Este tipo de actividades, denominadas black hat, tienen el objetivo aumentar las visitas y posicionamiento de un sitio, pero sin respetar las reglas establecidas.

magia negra

Haces un trato con el diablo, vía Giphy

 

Por ejemplo, Rap Genius vio una manera fácil de conseguir más backlinks de sitios de confianza. Mediante correos, la página dio la instrucción a blogs de incluir vínculos a su contenido a cambio de publicidad.

Esto no solo va en contra de los términos de Google en cuanto a la manera en que los bloggeros encontraron sus enlaces, sino que causaba un auténtico desorden en la clasificación de contenidos. El post de la mayoría de los blogs no tenía nada que ver con el contenido de Rap Genius, dejando atrás la congruencia entre sus temas.

Google no tardó en darse cuenta de lo que estaba ocurriendo. Penalizaron su ranking en buscadores, al grado que Rap Genius perdió el 80% de su tráfico orgánico diario. De miedo, ¿no?

desmayo

¿Perdimos cuánto tráfico? Vía Giphy

5. Ante la duda, respalda

No podía faltar el peor de los desastres para alguien que vive en lo digital: la pérdida de información. Lo decimos por experiencia, desgraciadamente. Imagina estar en la oficina trabajando tranquilamente cuando, de repente, tus archivos de Drive comienzan a desaparecer. Te das cuenta de que es la única copia que tienes de esa base de datos y tu directorio de accesos. Intentas hacer algo pero es demasiado tarde: se ha borrado la cuenta que tenía los archivos originales.

grito

Algo así ocurrió en la oficina… Vía Giphy

 

Sabemos que puede parecer tedioso, pero procura tener un respaldo físico y otro en la nube (Google Drive, Dropbox, etc) de tus archivos, o por lo menos uno de cada uno. Te ahorrarás preocupaciones, sueño y tiempo en caso de que ocurra lo peor.