¿Recuerdas la última película que viste cuya propuesta te pareció innovadora y original? Cada semana hay estrenos en las salas, especialmente si eres espectador frecuente del cine hollywoodense. Checa las películas en cartelera ahora. ¿Cuántas son secuelas? El público también se ha dado cuenta de este patrón y la consecuencia es desafortunada: la falta de propuestas originales significa menos ganancias en taquilla. ¡Queremos nuevas ideas!

Antes parecía ser que contar con una franquicia con reconocimiento y un buen historial era suficiente, pero este año ha visto muchas decepciones en venta de boletos de distintos filmes. ¿El común denominador? Son segundas, terceras e inclusive séptimas (depende cómo interpretes la línea de tiempo) partes de franquicias.

Películas de  X-Men

Estos son los títulos en el universo cinematográfico de X-Men, vía X-Men Movies Wiki.

“Este 2016 ha probado ser todo un campo de batalla; está lleno de secuelas que no han cumplido con sus expectativas y obligan a cuestionar por completo la idea del atractivo inmediato del contenido no original y basado en franquicias”, afirma el analista Paul Dergarabedian.

En efecto, parece que el constante éxito que veían series como Harry Potter, la trilogía de Batman de Christopher Nolan y otras ya no está garantizada para cada entrega de las más recientes películas. Claro, debemos tomar en cuenta también las absurdas expectativas de Hollywood y el contexto de cuando recién se estrenaron los casos de éxito: no existían semejantes opciones de ese género.

Es un concepto común al marketing. Las ideas novedosas crean patrones. Surgen copias. Dejan de ser novedosas. Es difícil detectar en qué punto una idea antaño innovadora se torna manida. Sin embargo, es urgente que estemos atentos y que no dejemos de ser creativos para no caer en la repetición innecesaria.

Los tiempos han cambiado. Para darte una idea de por qué los productores y creativos de Los Ángeles titubean con sus próximos proyectos, te dejamos con una lista comparativa de los grandes estrenos de este año.

  • Alice Through the Looking Glass: En su fin de semana de estreno ganó $26.9 milliones de dólares, un contraste enorme del 77% ante los $116.1 millones de Alice in Wonderland.
Poster de Alice Through the Looking Glass

Alice Through the Looking Glass, vía Screen Rant

  • Divergent: Allegiant: La franquicia para jóvenes adultos recaudó 29 millones de dólares frente a los 52 de su predecesora. Esto equivale a una “pérdida” del 45%.
Poster de Divergent: Allegiant

Divergent: Allegiant, vía DIY

  • The Huntsman: Winter’s War: Los 19.4 millones de dólares de su estreno no se acercaron a los 56.2 de la cinta predecesora, lo que muestra un declive del 65%.
Poster de The Huntsman: Winter’s War

The Huntsman: Winter’s War, vía Comic Coverage

  • Teenage Mutant Ninja Turtles: Out of the Shadows: La nostalgia por nuestras caricaturas no pudo salvar a estas tortugas. Su estreno captó 35.3 millones para quedar debajo de los 65.6 millones de la primer entrega, sufriendo en un 46%.
Poster de Teenage Mutant Ninja Turtles: Out of the Shadows

Teenage Mutant Ninja Turtles: Out of the Shadows, vía El vocero

  • X-Men: Apocalypse: Aquí se ven números muy grandes de ambos lados, pero el estándar impuesto por X-Men: Days of Future Past de 90.8 millones de dólares fue muy alto. Los números de Apocalypse bajaron a 65.8 millones, igual a una disminución del 28%.
Poster de X-Men: Apocalypse

X-Men: Apocalypse, vía Coming Soon

Cabe mencionar que no todo es pérdida y decepción. Películas como Captain America: Civil War ya llegó a los 1.13 mil millones de dólares alrededor del mundo. Por su parte, Batman v. Superman: Dawn of Justice también recaudó más que la precedente Man of Steel, la superó por más de 200 millones de dólares.

¿Qué nos enseña esto? No sólo muestra que el público está notando la saturación de recursos y estilos narrativos en el mercado. También deja en claro que no siempre podemos apoyarnos en fórmulas y reglas para ser exitosos. No negamos la efectividad de métodos comprobados, pero debemos intentar romper el molde de vez en cuando y hacer de nuestra película, contenido, blog, estrategia y más algo que destaque.

¿Cuándo empezamos?