La industria musical cambió a pasos agigantados desde la aparición del formato digital. Es bien sabido que las formas de consumir, producir y compartir música se transforman radicalmente con la llegada de nuevos formatos, sin embargo, la llegada del MP3 fue un punto crítico para la historia de la música. Todo lo que existía hasta ese momento, se tuvo que olvidar.

Si la distribución de la música cambiaba, era lógico pensar que las estrategias de marketing musical también debían hacerlo. Y así fue,  ahora no basta con pagar horas en la radio para promocionar un single, ni basta con abarrotar los medios impresos, aparecer en cientos de programas de televisión o hacer giras mundiales interminables para hacer que la gente conozca a cierto cantante o banda. Es más, ya no es necesario hacer todo esto.

A continuación, te presentamos 4 estrategias de marketing musical que han revolucionado la forma en la que consumimos y compartimos nuestra música favorita.

Radiohead: pioneros del marketing digital

A principios del siglo XXI, Radiohead se encontraba en la cima: la banda pasaba por -quizá- su mejor momento creativo y su próximo álbum, Kid A, se convirtió en uno de los más esperados de ese año. Sin embargo, la banda se negó a lanzar sencillos del mismo para promocionarlo y, por si fuera poco, estrenaron el álbum de forma digital, acompañado con una serie de vídeos dentro de una plataforma a la que llamaron iBlip.

Cinco años antes del nacimiento de YouTube, Radiohead vio el futuro y supo que funcionaba: Kid A tuvo más de 400,000 reproducciones (con conexiones dial up) y posicionó al álbum en el número uno de las listas inglesas y norteamericanas. ¿Se puede decir que Radiohead creó el marketing musical digital? Sin duda.

Después de 16 años, la banda logró reinventar el campo con el lanzamiento de A Moon Shaped Pool, su estrategia fue más radical, pues a unas semanas del estreno de su álbum retiraron su catálogo completo de Spotify para darle lugar a las nuevas canciones y mandaron postales que anunciaban su nuevo sencillo a algunos afortunados seguidores. La forma en la que Radiohead estrena música y vídeos musicales deberían considerarse reglas a seguir para implementar estrategias de marketing musical.

Postal que recibieron algunos seguidores de la banda a unos días del lanzamiento del nuevo álbum.

Postal que recibieron algunos seguidores de la banda a unos días del lanzamiento del nuevo álbum.

Moraleja: si las estrategias de marketing existentes no llenan tus expectativas, crea las tuyas.

Adele: el silencio, clave del éxito

Detrás de la cantante británica hay una potente máquina de marketing musical. Los números alcanzados por su canción Hello hablan por sí solos: rompió el récord de visitas en 24 horas en VEVO, llegó a 100 millones de visitas en YouTube en cinco días, es la primera canción en ser descargada un millón de veces en su primera semana y, además, debutó en el puesto número uno del Top 100 de Billboard. Nada mal para una canción sobre una ruptura amorosa.

Todo comenzó con un enigmático comercial de 30 segundos en televisión sin información alguna. Medio minuto le tomó a la máquina de marketing de Adele para dominar -al menos por unas semanas- la escena musical. Por supuesto que la estrategia de marketing no termina ahí, pues la cantante también creó engagement con su base de seguidores al hacer un álbum que recordara a su exitoso debut en el que, para variar, también hablaba de situaciones por demás tristes.

adele-triste-gif

Moraleja: a veces la clave del éxito está en dar un paso atrás y regresar a los orígenes. No olvidemos que el engagement es la mejor forma para conseguir que tu álbum venda millones de copias.

Drake: Memes y popularidad

Si bien las estrategias de marketing de Drake son más bien convencionales, su popularidad no es producto de éstas. Se puede decir que Drake ha ganado popularidad con la creación de su famoso meme. Por supuesto que lo conoces, es aquel que muestra un screenshot de su vídeo musical para la canción Hotline Bling en el que el cantante viste una vistosa cazadora color naranja.

Colores llamativos, escenas minimalistas y coreografías básicas: Hotline Bling no fue creado con la intención de ser transmitido en televisión, sino en plataformas digitales y redes sociales, pues en un principio, el sencillo era exclusivo de Apple Music. Fue esa exclusividad la que negó a Drake poder posicionarse en el puesto número uno de la lista Billboard, pues ésta se basa en los resultados estadísticos de Nielsen, empresa a la que Apple no proporciona datos. Nunca un meme había llegado tan alto y, por un tecnicismo, nunca lo hizo.

drake-hotline-bling-video-gif

Moraleja: la exclusividad se paga caro. Define tus metas -y limitaciones- antes de comenzar tu estrategia de marketing.

The XX: nuevas fronteras

En los tres ejemplos anteriores hay algo en común: plataformas digitales de streaming y en especial Spotify. La plataforma ofrece ciertas recompensas a los cantantes o bandas que elijan estar en ella, la más atractiva sin duda es el enorme alcance que pueden tener gracias a su servicio gratuito.

A pesar de ello, Spotify también puede ser el medio para crear estrategias de marketing exitosas. Así lo prueba el trío londinense The XX, quienes han comenzado una creativa campaña. Lo único que han utilizado es una playlist donde muestran las canciones que escuchan en el estudio y en la que estrenan breves clips sin nombre de -quizá- nuevas canciones regularmente. Estos segmentos ya son una sensación en redes sociales y la lista de canciones creada por la banda ha alcanzado 21,242 seguidores.

Moraleja: no se necesitan grandes cantidades de dinero para hacer estrategias de marketing musical exitosas.