La paginación o paginación web es un concepto relacionado con el diseño web y la producción de contenido online. Consiste en dividir grandes cantidades de información para presentarlas en diferentes páginas de un solo sitio web. Podemos aplicarlo en artículos extensos, galerías de imágenes, listados de productos de una tienda online, resultados de una búsqueda o cuestiones similares. Existen varios modelos a modo de ejemplo, como el botón “Cargar más” de YouTube o el “scroll infinito” de Facebook, pero también hay otras prácticas que dejan mucho que desear, sobre todo para la experiencia del usuario.

La técnica de paginación web tradicional (por ejemplo como lo hace Google al indicar el número de páginas de resultados de búsqueda) es útil para mantener un equilibrio entre la extensión de una página, el peso de los elementos que la integran y la velocidad de carga, lo cual se traduce en una óptima navegación. Eso es el ideal, por decirlo así, pero la verdad es que en ocasiones se utiliza como estrategia para construir publicaciones que consigan clics y visitas de publicidad adicionales echando mano de vídeos virales e incluso contenido falso.

 

Ejemplos de paginación de Google.

Ejemplos de paginación web descritos por Google.

 

La viralidad tuvo la culpa

Seguramente al navegar en Facebook o Twitter te has encontrado con publicaciones del tipo Actrices sexys pilladas en bikini o Vídeo de brutal ataque de perros. Para empezar, hay que ser precavidos y suponer que algunos de esos enlaces pueden representar riesgos de seguridad informática. Sin embargo, puede que el ocio o el morbo sean demasiados y termines haciendo clic. Esto te lleva a una página saturada de publicidad, que tarda mucho en cargar y anuncia el vídeo en cuestión con un párrafo de presentación, una captura de pantalla de la grabación, ligado a otros artículos similares y un botón llamativo que te pide: SIGUE LEYENDO, NEXT, VE EL VÍDEO AQUÍ o cosas similares.

Bueno, te molestas un poco pero todavía quieres ver el contenido del vídeo así que sigues el juego, pero en la segunda página tampoco está; de nuevo hay una captura, otro texto descriptivo totalmente vacío y se repite el botón de acción. Después de seis páginas con el mismo formato finalmente está el reproductor de vídeo que te deja decepcionado pues no era lo que esperabas y a fin de cuentas sólo perdiste tu tiempo o consumiste los datos de tu tarifa de Internet.

 

Todo tiene solución

El primer consejo va para el usuario: utiliza en tu ordenador la extensión de Chrome PageZipper para desplegar todas las páginas en una sola y recorrerlas de un tirón con el scroll del ratón. Esto significa que al activarla se mostrará el contenido completo y no tendrás que dar clic en los botones de NEXT, SIGUE LEYENDO, etc. De esta manera, te ahorrarás esos molestos minutos de espera cuando tenga que cargar cada una de las páginas. Ahora que si nos lo permites, te sugerimos evitar ese tipo de contenidos, seguro hay otras opciones más interesantes que descubrir en las redes.

 

PageZipper para Chrome.

Con PageZipper olvídate de la molestia de recorrer muchas páginas.

 

Ahora va un comentario para los “creativos” que utilizan dichas trampas: sabemos que se vende y se consume, pero existen alternativas. Por ejemplo, desarrollar un app para smartphones que bien trabajada puede ser incluso más rentable que los acuerdos por clics y vistas obtenidas en webs tradicionales. De lo contrario, es posible que termines ganándote el desprecio de la audiencia.

Privilegiar la calidad del contenido sigue siendo la mejor recomendación.