En el marketing digital se dice desde hace tiempo que el contenido es el rey y el vídeo es el medio más socorrido. En la actualidad existe un formato que lo está petando entre los usuarios de internet: el vídeo corto. Desde el punto de vista psicológico, el factor común de estos materiales es una parte de fascinación y otra de morbo.

 

Vídeos de manualidades Do it yourself

Aquí no hay tanto misterio, ya que la idea de fabricar nuestras propias cosas produce una gran satisfacción. A cualquiera entusiasma ver que podría hacer un bonito regalo para ese ser querido siguiendo las instrucciones de un vídeo de apenas tres minutos.

La autorrealización es la emoción que despiertan estos vídeos y por ello han sido tan exitosos como estrategias de marketing para muchas empresas.

Videos de recetas en cuestión de minutos

BuzzFeed es la empresa norteamericana de contenido viral detrás del fenómeno Tasty, un canal dedicado a la producción de cápsulas cortas con recetas de todo tipo.

Tampoco hay mucha ciencia: atacan nuestro apetito para despertar deseo por la comida y como parecen tan simples los seguimos muy atentos aunque no vayamos a preparar el plato.

Vídeos de comida en miniatura

La comida microscópica es una tendencia originada en Japón, donde hay gran fascinación por todo lo kawaii, que puede traducirse como “mono” o “bonito”, y hace referencia a cosas que son muy pequeñas y delicadas.

Parece que resulta alucinante crear recetas reales con ingredientes comestibles y utensilios de cocina que parecen de juguete. Es como si los espectadores se transportan al instante a un mundo de fantasía.

Vídeos obsesivos e hipnotizantes

¿Qué tienen en común un empleado partiendo limones a toda velocidad y una prensa hidráulica destruyendo todo tipo de materiales en slow motion? Que son producciones vistas millones de veces en plataformas como YouTube. Los vídeos suelen ser muy básicos: una toma fija de tareas repetitivas o fáciles de predecir, pero que pueden salir mal y por ello nos enganchan de manera casi misteriosa.

En estos casos el interés proviene de una expectativa relajante y del factor sorpresa. Su simplicidad despierta sensaciones controladas que pueden salirse de control en cualquier momento y esa tensión es la clave.

Vídeos de ladies y lords

Terminaremos con un fenómeno originado en México que se ha extendido a otros países hispanoparlantes. Los vídeos con títulos como ladies de Polanco, lord de las Lomas, lady 100 pesos, etc., usan dichos motes para referir irónicamente a personas con conductas políticamente incorrectas. Estas situaciones van desde la discriminación o prepotencia, hasta la violencia y otras situaciones donde se señala y condena la falta de educación cívica.

Cada día es más fácil y rápido acceder a contenidos visuales de todo tipo, pero hemos visto que particularmente triunfan los formatos breves, comprensibles y provocadores. Incluso Google alaba esas cualidades al presentar su visión de los micro-momentos, los cuales define como situaciones en que un usuario manifiesta una intención de actuar, ya sea para informarse, comprar, desplazarse o, en general, hacer.

Conocer estos temas es vital para los interesados en el marketing de contenidos, pues ahora la creación de materiales multimedia atractivos para el público dispone de una gran diversidad de formatos.