Cada día vemos a la gran mayoría de los famosos (y los no tan famosos) compartiendo a través de redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram  lo  que están o estuvieron haciendo, lo que planean, con quién se codean, lo que han comido y en dónde…. En muchas ocasiones, entre ese batiburrillo nos cuelan publicaciones sobre marcas de ropa, relojes o coches, por ejemplo.

Si a ti te dicen que hay gente a la que pagan por twittear, pueden pasar dos cosas: la primera, que no te lo creas; la segunda, que pienses que has encontrado el trabajo perfecto.

Aparentemente, hablamos de una simple publicación altruista acerca de un producto que a cierta persona famosa le gusta usar y quiere recomendarnos y compartir con nosotros, sus fans, sus más fieles seguidores. En realidad, forma parte de una campaña de marketing previamente estudiada.

Podemos ver claros ejemplos de este tipo de campañas de marketing digital echando un vistazo al histórico de publicaciones de los deportistas mas influyentes del mundo, como ser LeBron James (con 31,5 millones de seguidores en Twitter), Kobe Bryant (9 millones) Usain Bolt (4 millones), Floyd Mayweather (6,94 millones) o Cristiano Ronaldo (44,2 millones).

kobe-bryant-redes-sociales

Se especula que el reciente campeón de Europa con la selección lusa y máximo goleador histórico de las Eurocopas (junto con Michel Platiní, con 9 tantos cada uno) puede llegar a cobrar en torno a los 210.000 € por cada tweet publicitario. Sponsors como Nike, TAG Heuer o PokerStars son quienes pagan estas cantidades, que vuelven a ellos en forma de impacto mediático y ventas.

La expectación que genera el futbolista dentro y fuera de los terrenos de juego le ha llevado a ser la segunda persona que más cobra por tweet publicitario. El primer lugar de este peculiar ranking está ocupado por la exuberante empresaria y modelo Kim Kardashian (46,4 millones de followers), que ha llegado a cobran la desorbitada cantidad de 450.000€.

 

¿Qué podemos hacer los simples mortales ante estas cifras? Seguir con nuestro trabajo actual y desear vivir algún día como viven los famosos.

negocio-millonario-redes-sociales