Los tiempos actuales exigen concienciación sobre cómo tratamos al planeta. Gobiernos, escuelas, organizaciones, instituciones y empresas se han sumado para convocar acciones en pro de una vida más sostenible. Y cada vez son más las marcas que se suman a esta tendencia, ahí surge el ecobranding.

Si bien la práctica no es tan reciente, el término ha tomado sentido formalmente a través de una propuesta del diseñador Sylvain Boyer, director creativo de Interbrand Paris.

Hay prácticas ecológicas que las marcas han puesto en práctica desde los últimos años como reciclar sus envases, implementar fábricas más amigables con el medio ambiente, reducir su consumo de materias primas como cartón y papel, incluso crean campañas en pro del ahorro de agua o de la reforestación. La propuesta de Boyer es más simple y podría ayudar con un enorme impacto al planeta.

Se trata básicamente de un re-diseño en la imagen de las marcas: pasar de ser una Brand a una eco-brand.

¿Cómo funciona el ecobranding?

Las empresas gastan millones cada año en packaging y es la inmensa cantidad de tinta utilizada puede hacer mucho daño al planeta.

La propuesta es utilizar menos tinta para estas acciones haciendo un re-diseño de los logos de las marcas, lo que ahorraría una gran cantidad de dinero a la empresa y también reduciría considerablemente los recursos utilizados.

El re-diseño en los logos no sólo ayudaría al ambiente, también representa un cambio estético bastante agradable a la vista

Estos re-diseños (además de ser muy estéticos) pueden resultar de mucha ayuda, pues si bien, reducir en un pequeño porcentaje la tinta utilizada para imprimir un logo no marca diferencia, lass siguientes miles de millones de veces que ese logo sea impreso son las que provocaran el cambio. Las marcas podrían utilizarlo incluso como estrategia de rebranding.

Así, el ecobranding puede mejorar hasta tres elementos:

  • Ecológico
  • Visual
  • Económico

He aquí algunos re-diseños que Boyer ha propuesto para marcas altamente reconocidas y que también puedes apreciar en su página web:

Beneficios de este pequeño gran cambio

Lo más importante, la enorme cantidad de recursos que se ahorran por reducir un pequeño porcentaje de tintas utilizadas.

Como otro beneficio para las empresas, la cantidad de dinero que se ahorrarán con ello, recursos que podrían ser destinados a más acciones por la ecología. Imagínate que un pequeño porcentaje de lo que las marcas se ahorrarán, lo destinen para acciones en pro de la reforestación, contaminación de las aguas o incluso en campañas de concienciación por la basura.

Ese paso puede crear, a la larga, una conexión más profunda con el público, pues son acciones como estas las que hacen a una marca convertirse en una lovemark. Incluso, además de su target, pueden impactar a nichos de mercado más segmentados, como el Green Market, por ejemplo.

Las marcas amigables con el planeta conectan aún mas con el público pueden convertirse en referentes

Otro ejemplo de empresas que están adoptando estas medidas es Citeo, que pone el ejemplo como empresa que se dedica a la recolección de material reciclable y cambió su logo siguiendo la propuesta de Boyer.

 

El logo de Citeo logro reducir hasta el 50% de la tinta que utilizaba antes

El sitio web de esta propuesta ofrece el servicio para todas las marcas que deseen convertirse en una eco-brand, tan sólo necesitas enviarles un e-mail para recibir toda la información.

El ecobranding se ha convertido en una propuesta seria, formal y sin duda bastante agradable a la vista y mucho más al planeta. ¿Qué marca piensas podría perfectamente re-diseñar su logo y unirse a esta tendencia?