Errar es de humanos. Sin embargo, en la labor profesional, los errores deben reducirse al mínimo, en especial cuando tu trabajo es crear campañas de marketing exitosas. Sí, cualquiera puede cometer errores, pero cuando se trata de la imagen y bolsillo de tu compañía, es recomendable revisar exhaustivamente cada detalle. No hay que ser un genio de la mercadotecnia para saber esto.

A continuación, te presentamos algunos errores de marketing de los últimos meses y algunos clásicos que perduran por la singular forma en la que convirtieron campañas de marketing en escombros.

 

OCESA y su error de dedo

El newsletter es una de los elementos fundamentales en la planificación de campañas de marketing digital. Los beneficios que las suscripciones a boletines por correo brindan a las compañías son invaluables. Sin embargo, para lograr resultados óptimos, éste debe ser impecablemente redactado o, como mínimo, hay que prestar atención en el momento de escribir el titular.

La compañía promotora de espectáculos más importante de México OCESA no lo hizo y las consecuencias fueron hilarantes. Todo comenzó cuando enviaron el siguiente comunicado a los suscriptores de su newsletter: “¡Metallica e Iggy Popo juntos en la Ciudad de México!”.

Los errores de marketing son comunes en la ortografía

Como era de esperar, en redes sociales no se perdonó el cambio de nombre del cantante, pues en Twitter “Iggy Popo” se convirtió en Trending Topic.

 

El mal tuit de Oprah Winfrey

Allá por el año de 2012, Microsoft incursionaba en el mercado de las tablets con su Microsoft Surface, dispositivo que pretendía competir con el popular iPad de Apple. La compañía de Bill Gates también promocionó el sistema operativo Windows 8 y desembolsó alrededor de un billón y medio de dólares para reclutar a celebridades como Jessica Alba, Gwen Stefani y a Oprah Winfrey.

Utilizar celebridades como canales efectivos de marketing es una decisión acertada. Sin embargo, el compromiso de la figura mediática con la empresa y el producto debe ser real. De lo contrario, los resultados pueden ser vergonzosos. Basta con recordar el desastroso tuit de Oprah Winfrey en el que exclamaba su amor por la tablet de Microsoft… mientras utilizaba una iPad de Apple.

El tuit de la conductora de televisión dice lo siguiente: “Tengo que decir que amo SURFACE! Ya he comprado 12 para regalos de Navidad #FavoriteThings”. El mensaje luce bien, sin embargo, a un costado de la fecha de publicación se puede leer claramente “Twitter para iPad”. Simplemente imperdonable, Oprah.

Oprah Winfrey ama las tablets

 

Hawkers y ¿Trump?

El triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos ha provocado un gran desconcierto a nivel mundial. Mientras los economistas y especialistas tratan de vislumbrar los efectos que podrían ocurrir en un futuro no lejano, hay empresas que no dudaron en aprovechar el tema para generar más tráfico en sus redes y su sitio.

Una de esas marcas fue Hawkers, firma de gafas de sol española que en menos de 140 caracteres dio una cátedra de cómo acabar con tu imagen y reputación. A continuación, te mostramos esta obra maestra de los errores de marketing.

¡Cuidado! los errores de marketing más devastadores están en Twitter

Cabe mencionar que la broma le costó dos contratos a la compañía, uno con el corredor automovilístico mexicano de F1 Sergio Pérez y otro con los Diablos Rojos, equipo de béisbol mexicano. Por supuesto, la firma se disculpó de inmediato, pero el daño estaba hecho. Sin embargo, lograron con su objetivo de atraer visitantes, pues el tuit se convirtió en tendencia. Esto nos recuerda que incluso en los fallos se pueden encontrar aciertos.

 

Dell regala su línea Alienware

Las compras de temporada navideña siempre son una mina de oro para encontrar errores de marketing. El pasado 16 de noviembre, en la página oficial de Dell se podía encontrar una de las ofertas más atractivas de la historia: podías conseguir uno de sus ordenadores de gama alta, Alienware, por tan sólo $679 MXN, cuando su precio real oscila entre los $40,000 y $50,000 MXN.

Nadie se salva de cometer errores de marketing

De inmediato se realizaron un gran número de compras y la oferta se hizo viral en redes sociales. Entonces, la compañía eliminó la posibilidad de adquirir el producto y canceló todos los pedidos.

Los compradores presionaron a Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor), órgano estatal mexicano protector y promotor de los derechos del consumidor, para que obligara a Dell a cumplir con tan jugosa oferta. La compañía se negó rotundamente, a pesar de las órdenes de la institución. Quizá les parezca más conveniente aceptar una multa a perder miles de pesos.

 

La motocicleta Italika de $13.99

Es muy común encontrar errores de este tipo durante el Buen Fin o en el Black Friday. En algunos casos -como este- el precio está claramente equivocado, pero las empresas están obligadas a respetar los precios que anuncian.

buen-fin-logo

Esta barbarie en el marketing fue obra de Walmart, que anunciaba la mejor oferta navideña en la historia: una motocicleta por $13.99. El error del empleado responsable de colocar el precio hizo posible que el afortunado -y observador- comprador se llevara la motocicleta a un precio inigualable, pues en realidad su costo es de $16,940 MXN.

Por supuesto, antes de pasar a registrar su compra, tomó fotografías y vídeo del cartel para respaldar su historia, pues naturalmente, los empleados se negaron a respetar el precio. Razón por la cual decidió acudir a la Profeco a denunciar. En este caso la institución envió a un empleado verificador para hacer valer promoción y, aunque la cadena de supermercados se negó a cumplir, propuso que el comprador gastara únicamente $1,400 para que la motocicleta fuera suya. Y así fue.

 

 

Excéntricos japoneses

Para cerrar, te presentamos el error de marketing más reciente, pero esta vez no se trata de un producto, sino de un servicio. Sucedió en el parque temático Space World de Japón, donde se vieron obligados a cerrar su pista de hielo con temática del océano para la cual habían congelado alrededor de cinco mil animales, después de que las redes sociales estallaran en contra de tan atípico montaje.

El parque declaró que su intención era crear una exposición que enseñara a los visitantes la vida marina y que al mismo tiempo funcionara como pista de hielo. Sin embargo, aceptó que el montaje de la misma era de “mal gusto”.