¡Bueno, bueno parece que se avecinan unas nuevas elecciones! Pronto veremos cómo los partidos políticos llenarán las calles con sus siglas, sus caras y sus brillantes eslóganes con dinero que saquen de alguna parte. Y además entrarán en nuestros salones a horas intempestivas para contarnos sus bondades vía plasma. Nada de esto es barato amigos, recordemos que el gasto de las Elecciones Generales de 2011 ascendió a 65 millones de euros, de los cuales dos tercios fueron de los dos partidos mayoritarios.

¿Nos encontraremos con cosas nuevas en estos comicios que se aproximan? ¿Seguirán los partidos españoles apostando por las campañas online del mismo modo que lo han hecho estos últimos años?

Hasta ahora el avance en la digitalización de las campañas pasa por cansinos tuits o vídeos que sí, terminan siendo virales pero por ridículos más que por originales o comunicativos. ¿Se está invirtiendo bien en medios digitales? ¿Se está sacando rendimiento al gran presupuesto destinado a las campañas?

Los grandes se mantienen en páginas poco interactivas y que incitan escasamente a la participación del afiliado, simpatizante y en menor medida, del ciudadano indeciso. En el peor de los casos puede que tengan sus razones para hacerlo… ¿quién sabe?

EL POLÍTICO

Sé que aún queda para las Autonómicas pero ¿no sería buen momento para empezar a identificar a esos votantes indecisos y retomar el contacto directo a través de la herramienta más rápida y barata de comunicación?

Algunos se acercan con torpeza a la captación de bases de datos como por ejemplo el PP, que únicamente permite a sus afiliados suscribirse a su plataforma online Popular.es. A través de la cual también busca captar nuevos afiliados que a su vez deben ser refrendados por dos que ya lo sean.

Captan datos a través de su formulario de consultas pero esto sólo aparece indicado en sus términos de privacidad y sin incentivar a informarse a través de una newsletter. Nada muy “catching” ¿verdad?

UPyD da un pasito más con una newsletter segmentada por las provincias más cercanas al movimiento ciudadano, a través de la que se informa a los interesados de los actos y acciones del partido que se desarrollen cerca del lugar en el que se encuentren. Acepta donativos a través de la página y también registro de simpatizantes, aunque este último proceso no es 100% online ¡Vaya por Dios!

El PSOE, el quiero y no puedo del marketing “obamista”, sigue haciendo guiños al presidente yanqui con una recogida de datos de tipo presidencialista en la que Pedro Sánchez incita al registro a través de un formulario en contra de “la pobreza infantil” para su site personal PDRO SNCHZ.

PDR SNCHZ LANDING

Vemos algunos avances más significativos en dos de los nuevos partidos de las pasadas elecciones europeas: El Partido X y Red Ciudadana. Viral de por sí y que se está basando en la participación y el voto en régimen de democracia directa online. Además ofrece un “kit de difusión” transversal que viraliza bastante la propuesta. Emplea las listas de correo para articular agendas y ponderaciones del voto en base a la participación. Es lioso pero en realidad no busca sólo votantes sino colaboradores comprometidos.

El Partido X ha cedido este modelo de participación a Podemos. Estos últimos tienen una gran presencia en Reddit, usado con éxito por Obama en su día, para estructurar los debates de círculos ciudadanos a través de Plaza Podemos como foro abierto de Participación.

OBAMA LANDING

Teniendo siempre en cuenta las diferencias de sistema electoral, político y demográfico convendría recordar algunos de los trucos usados por Obama en las elecciones del 2008 y el 2012:

-Captación a través de landings pages personalizadas:

Por ejemplo a usuarios de Reddit, plataforma en la que se hizo gran hincapié pues recordaban a los usuarios dónde se habían registrado incentivándoles a insertar más datos útiles.

-En Email Marketing:

Se usaron subjects que incentivaban al clic por la curiosidad que generaban en el impactado: “Esto es crítico”, “Te estoy guardando un sitio” “Si estás preparado…”. Todo esto sumado a una premeditada falta de información en el kit mail, generó unos ratios inimaginables.

-Campaña dirigida a la captación de leads:

Con el objetivo de analizar posteriormente la procedencia de los mismos y continuar emitiendo mensajes personalizados haciendo especial hincapié en los indecisos. Así pues no se escatimó en formularios vía pop up en su web que, contra todo pronóstico, lograron grandes resultados de captación. Estos pops incluían mensajes geolocalizados del tipo: “Join Oklahoma for Obama”.

-Solicitud de donativos poco a poco, sin asustar:

Todo el mundo sabe que en Estados Unidos los políticos, antes o después, van a terminar pidiendo apoyo económico para su campaña, es la forma en que se haga la que influirá en el resultado. Esto se consiguió con thank-you-pages muy gentiles donde no había una excesiva llamada a la acción del donativo con una técnica muy foot-in –the-door.

-Lanzamiento de mensajes muy segmentados a sus bases:

Aparte de identificar demográficamente y geográficamente a los indecisos a través de la red y variar el mensaje, se estructuraron targets, en 4 grupos, en función del comportamiento de cara a captar nuevas donaciones:

  • Los que habían donado previamente.
  • Los que habían donado rápido
  • Los no donantes
  • Los que habían donado en la campaña previa pero no en la del 2012.

Se realizó un trabajo muy fino con el lanzamiento de copies a medida para cada uno que hizo el resto.

Otro ejemplo interesante es el del chileno Sebastián Piñera. En su campaña se mezclaron la gestión de un CRM útil con campañas de SMS y e-mailing, además de contar con la cobertura online de los eventos de campaña.

Por último os dejo mi reflexión en pos del ahorro y es que con ese dinero, en parte de los ciudadanos, sería recomendable cualquier avance hacia una propaganda política más barata. Con respecto a los contenidos, allá cada uno con sus ideas.