Hace unos años, los gurús del marketing anticipaban que el branded content se convertiría en el futuro de la publicidad y a la vista de los resultados, podemos decir que sus vaticinios no han ido desencaminados. El branded content se ha posicionado rápidamente como una herramienta muy útil dentro de las estrategias de comunicación y publicidad de las marcas. Una estrategia que, a día de hoy, sigue triunfando gracias a sus excelentes resultados.

El rechazo de los usuarios hacia las marcas por el intrusismo que empleaban en sus campañas publicitarias –hace ya algunos años- fue el desencadenante en la aparición de nuevas formas de comunicación. Este comportamiento por parte de las marcas, fue rápidamente penalizado por el público, que cada vez era menos receptivo hacia ellas, lo que hacía que sus campañas perdieran efectividad.

Con estos precedentes, no es de extrañar que  las acciones de brandend content hayan tenido una gran acogida entre el público. Su respuesta hoy en día es muy positiva: los usuarios reciben  este tipo de informaciones con los oídos bien abiertos, ¡por fin aparecen marcas que escuchan a los usuarios!

 

¿Qué es el branded content y por qué tiene tanto éxito?

 

El branded content es una forma de comunicación de aspecto no publicitario y de carácter no invasivo de las marcas hacia los usuarios. Atendiendo a esta definición, los  consumidores recibirán contenidos relacionados con la marca o producto de una manera entretenida y que les aportará valor añadido.

Las acciones de branded content bien implementadas sirven de inspiración al usuario, son amenas e incluyen información útil con el del reflejo implícito los valores de la marca.  Estas características hacen que la marca genere empatía con los usuarios a través de acciones emocionales, lo que conecta a la marca con el consumidor.

Los formatos en los que aparece el branded content son muy diversos y siempre están dirigidos a crear branding y engagement hacia la marca. El branded content podrá representarse en vídeos, infografías o estudios, guías, ebooks, experiencias, apps, artículos, juegos interactivos,etc.

Un ejemplo de ello, es esta infografía en la que se muestran las distintas temperaturas a la que se deben servir los vinos.

temperatura vino rioja

 

¿Qué tipo de contenidos no funcionan como branded content?

 

Quedan fuera del branded content aquellas acciones que incluyan, de manera explícita, información sobre los productos o marcas que sean objeto de la promoción. Algunos ejemplos son los siguientes:

  1. Notas de prensa
  2. Patrocinios
  3. Acciones de product placement
  4. Publirreportajes

 

Principales beneficios del branded content

 

  1. Contribuyen a medio y largo plazo en el incremento de ventas.
  2. Fidelizan al cliente: crean una relación estable y duradera con el cliente final.
  3. Captan a clientes potenciales: a través de la difusión de estas acciones creativas.
  4. Permanecen en la mente de los usuarios: consiguen vincular la marca  con sensaciones y emociones intangibles.
  5. Engagement: No sólo crea expectación, sino que además, invita al usuario a interactuar con la marca.
  6. Favorecen el posicionamiento de la marca como referente en el mercado: la elaboración de este tipo de contenidos, sitúa a la propia marca como una firma “relevante” en el sector en el que desarrolla su actividad.
  7. Dan información útil a los consumidores: todos los contenidos que se compartan crearán interés entre los usuarios.
  8. Marketing boca a boca: si una marca consigue llegar al corazón de un consumidor y convertirse en su “amigo”, este será su mejor prescriptor. ¿Quién no ha hecho una compra por recomendación de una persona querida? Lo dicho: TODOS.
  9. Amplificación del mensaje: gracias a los contenidos potencialmente virales que se desarrollan en torno a esta estrategia de comunicación.

Ejemplos de campañas de branded content

 

“Las empresas ya no vendemos productos, sino experiencias.” Este es el leitmotiv de la mayoría de las  marcas que utilizan esta estrategia. No olvidemos que  el verdadero poder de las marcas reside en su componente emocional y en su capacidad de crear un vínculo con el consumidor…de ahí el ímpetu por convertir sus servicios en experiencias para los usuarios.

A continuación os presentamos algunos de los mejores ejemplos en branded content:

Dumb Ways to Die

Con motivo de reducir los accidentes de tren –por ejemplo, cruzar las vías para ir de un andén a otro-  el metro de Melbourne creó hace dos años este divertido viral con las formas más tontas de morir.

Este vídeo cuenta ya con más de 105.300.000 reproducciones y 901.400 likes y he de confesar que los miembros del Equipo de B12 hemos contribuido activamente al incremento de sus visualizaciones, ¡nos encanta este vídeo! sobre todo si es viernes…

The Most Epic Video Ever Made

Otro de los ejemplos de branded content que más nos gusta es el realizado por la aerolínea  Air New Zealand. Aprovechando el estreno de la última película de la trilogía El Hobbit, esta compañía aérea crea The Most Epic Video Ever Made, un vídeo en el que se trasladan a la Tierra Media las explicaciones de seguridad que las azafatas y azafatos de vuelo deben dar a los pasajeros antes de que se inicie el despegue del avión.

Para darle un extra de realismo a esta acción, los actores Elijah Wood, Sylvester McCoy y el propio director Peter Jackson hacen cameos especiales en esta reproducción.

Como nosotros somos fieles practicantes del branded content y siempre escuchamos las demandas del público, ahora queremos conocer  vuestras impresiones: ¿qué opináis sobre el contenido de marca?  ¿Encontráis en su uso tantas ventajas como nosotros?

Abrimos nuestros oídos…