Un texto SEO es un texto estático que se ubica en tus páginas para mejorar su posicionamiento. Junto con los metadatos, ayudan a los buscadores a entender de qué habla esa página. ¿Cómo escribirlo? Te damos los pasos.

 

  1. Página a página

Cada página debe tener un texto SEO y cada texto SEO debe ser único. Imagina que tienes una sastrería en Barcelona y estás haciendo tu web…

  • Tu home (sus metadatos y su texto SEO) estará optimizada para las keywords o palabras clave principales, es decir, tu marca, “Barcelona”, “sastrería” e igual variantes como “sastre”, “ropa a medida”, “confección a medida”, etc.
  • La página de camisas estará optimizada para “camisas a medida”, “Barcelona” y variantes.
  • La página de trajes estará optimizada para “Barcelona”, “trajes a medida” o “trajes de chaqueta a medida”, por ejemplo.
  • Y así sucesivamente.

 

  1. Keyword research

Escoge la página en la que vayas a trabajar, estudia qué va a contener esa página y haz un keyword research. En Google Keyword Planner, escribe todas las opciones que se te ocurran. Después, descarga en Excel tanto los resultados a tus consultas como las respuestas relacionadas que te da la herramienta.

 

  1. Estudio de keywords

Ya tienes un Excel con un batiburrillo de resultados. Ahora toda organizarlo y hacer un estudio. Empieza por organizar las keywords por volumen de búsqueda (de más a menos) y por eliminar aquellas que sean demasiado genéricas o que no te interesen.

Por ejemplo, si estás haciendo el research para la home de un restaurante de Madrid, probablemente Google te sugerirá opciones como “comida”, que no interesa porque es demasiado genérica. También te puede dar algún resultado del tipo “cafeterías”, que no interesa por una cuestión evidente: tú no tienes una cafetería, tienes un restaurante.

Una vez eliminada esa morralla, toca seleccionar una keyword principal y sus variantes para hacer los metadatos y el texto SEO. Esa keyword principal no tiene por qué ser la que más volumen de búsqueda tenga. Muchas veces, es mejor no tirar con balas de cañón e ir a por keywords consideradas “long tail”, de rabo largo, más específicas, por dos motivos:

  • Es mucho más difícil conseguir un buen posicionamiento para keywords genéricas.
  • Las probabilidades de que el posicionamiento se convierta en tráfico de calidad para tu web son mayores cuanto más específicas sean tus keywords.

Ejemplo: tienes un gimnasio para mujeres y puedes optar por “gimnasio” o “gimnasio para mujeres”. Sí, gimnasio tiene un promedio mayor de búsquedas mensuales, pero a ti te interesa más que aterrice en tu web la persona que escribe en Google “gimnasio para mujeres”, ya que le vas a dar exactamente lo que está buscando.

Por los mismos motivos, si es un negocio local, como el restaurante de Madrid o la sastrería de Barcelona, lo mejor es que esa keyword incluya también la localización. Mejor “restaurante vegano en Madrid” que “restaurante”.

 

  1. El enfoque

Con tu Excel organizado, tu keyword principal seleccionada y sus variantes elegidas,  toca crear los metadatos. Después, has de buscar el enfoque de tu texto SEO. Recuerda que debe ser interesante. Echa un vistazo a tus keywords y pregúntate en qué contexto podrías utilizarlas sin forzarlas.

Siguiendo con el ejemplo del gimnasio para mujeres en Madrid, puedes escribir un texto sobre el auge de los gimnasios para mujeres en Madrid. Sin embargo, si te parece demasiado promocional, también puedes hablar de las razones para ir a un centro de este tipo, los beneficios de hacer deporte en un contexto solo femenino, etc. Aunque no encajen completamente con tu keyword “gimnasio para mujeres en Madrid”, servirá para complementarla.

 

  1. La redacción

En tu página solo puede haber un H1 y debe corresponderse con el meta título. Por tanto, el titular de tu texto SEO debe ir en H2. Escoge una keyword principal, una secundaria y una variante y sigue unos sencillos pasos:

  • Usa tu keyword principal en el titular y en el lead.
  • Usa la secundaria en el lead.
  • Recurre a la variante a modo de sinónimo.
  • No fuerces ni abuses, huye de textos plagados de palabras clave.
  • Recuerda que tu texto debe tener contenido real, debes intentar resultar interesante.