Sabemos que el SEO es un área sumamente competitiva y se deben crear estrategias efectivas para estar cada vez más arriba en los resultados de lo usuarios. Asumir riesgos e intentar cosas nuevas es parte de todo, pero no te confundas: existen estrategias que no debes usar. Son conocidas como prácticas black hat.

¿Recuerdas a los protagonistas (white hat) que luchaban contra villanos (black hat) en las películas western? De ahí nació el término para denominar a las actividades de “los malos” del SEO. Son las personas que no siguen los lineamientos de los buscadores, pero ganan posición.

Los buenos vs los malos... ¡del SEO! Vía Raincross

Los buenos vs los malos… ¡del SEO! Vía Raincross

¿Qué hace a las técnicas black hat tan peligrosas para tu página? Google cada vez es más listo. Si te descubre realizando alguna de estas actividades, sea a propósito o sin querer,  la penalización puede ser que suspendan a tu sitio web y que no aparezca en el buscador. Revisemos cuatro de las actividades que no son bien vistas por Google.

1. Abusar de tus keywords

Tras hacer tu búsqueda de palabras clave es básico buscar la mejor manera de utilizarlas en tu contenido. Cuantas más uses, más público abarcarás. De igual modo, cuantas más veces las utilices, mejor te posicionarás… ¿verdad?

No realmente. Tus textos deben tener sentido y no ser una mera excusa para emplear ciertas palabras. Recuerda, un buen diseño SEO es aquél que ve por el lector, no el buscador.

Imagina un texto como este: “Aquí, en Limpiar Casas, encontrarás los mejores servicios para limpiar casas. Limpiar casas nunca había sido tan fácil. Obtén los mejores precios para limpiar casas”. ¿Adivinas las palabras clave? Quizá te posiciones bien al principio, pero esta redacción es molesta para el usuario y los buscadores se darán cuenta.

Abrumarás al lector, vía Giphy

Abrumarás al lector, vía Giphy

2. Texto invisible

Está bien, en vez de saturar el lector con keywords, mejor escribiste un texto fácil de leer e interesante. Pero, ¿qué hay de insertar palabras clave sin que estorben al usuario? Una persona visitando tu sitio no encontrará nada, pero los buscadores podrán identificar las palabras igualmente.

Esto lo puedes lograr escribiendo el texto en modo transparente, del mismo color del fondo o con un tamaño de letra en cero. Puedes programar un atributo para hacer el texto invisible o al añadir palabras a un hipervínculo. Hay diversas maneras de hacerlo, pero ni una es bien vista por Google. Mejor apégate a poner texto alternativo a imágenes o meta descripciones a hipervínculos, siempre y cuando tengan sentido.

Por más que lo escondas, encontrarán el texto, vía Giphy

Por más que lo escondas, encontrarán el texto, vía Giphy

3. No mientas con tus hipervínculos

¿Te hemos dicho que Google es muy listo? Por ello tarde o temprano averiguará si estás usando correctamente tus links. Claro, cuantas más fuentes redirijan a tu contenido, mejor será tu reputación. Sin embargo, si estos links existen porque los compraste, no valdrán los mismos que los orgánicos. Además, si el contenido de las páginas que redirigen a la tuya no está relacionado con tu sitio, también habrá penalización. ¡No compres links!

Google detectará tu mal uso de links, vía Giphy

Google detectará tu mal uso de links, vía Giphy

4. No al reciclaje… de contenido

Actualizar tu sitio constantemente es la regla de oro para posicionarte. El contenido debe ser nuevo. Muchos han utilizado programas que reciclan notas y artículos anteriores para crear lo que supuestamente son nuevas publicaciones.

¿Cómo crees que se leen textos redactados completamente por máquinas? Son molestos de leer y no ofrecen nada nuevo. Lo que hacen es reutilizar las palabras clave. Entonces no tienes contenido realmente nuevo, sino copias mal hechas.

Algo así... Vía Giphy

Algo así… Vía Giphy

Imagen de encabezado vía Fuse Wave