La idea de crear un blog te ronda la cabeza. Es probable que sepas qué temática y qué enfoque le quieres dar, pero te surgen preguntas… Te damos las respuestas.

 

1. ¿Qué nombre le pongo?

El nombre es la carta de presentación de tu blog. Siéntate con papel y boli y apunta todas las opciones que se te ocurran. Cuando hayas hecho un listado contundente, descarta los que sean demasiado largos y los que veas difíciles de recordar. Luego, escribe en Google los nombres restantes, uno a uno. Tacha los que ya estén en uso.

Con lo que quede de tu lista, consulta a un proveedor de dominios. La opción más sencilla es quedarte con el que esté libre. También puede ser que un dominio no esté libre (es decir, que ya sea propiedad de alguien), pero que no aloje nada (que no haya una web asociada a ese dominio). Si te gusta mucho ese nombre, plantéate comprarlo, a sabiendas que será más caro que comprar directamente un dominio libre.

 

2. ¿Qué es eso del hosting?

El hosting es un servicio que deberás contratar cuando vayas a crear un blog. Imagina que haces una tarta de queso. Para que se conserve correctamente, debe estar guardada en el frigorífico, y éste debe estar siempre encendido: tiene que aportar frío 24 horas, o tu tarta se echará a perder. De la misma forma, tu web debe estar guardada en un sitio que está conectado 24 horas.

Así, el hosting es el lugar en el que se aloja tu web, gracias a un servidor muy potente que está activo 24/7 y que permite que tu página se pueda visitar cualquier día de la semana y a cualquier hora.

 

3. ¿Qué herramientas utilizo para gestionar mi blog?

Si no eres programador/a, lo mejor es que te decantes por una herramienta que te permita una gestión sencilla de tu contenido, como WordPress. Esta plataforma te da la opción de diseñar tu blog basándote en plantillas que luego puedes customizar.

Hay plantillas gratuitas, aunque pueden ser un poco más limitadas. Las de pago suelen tener un diseño más avanzado y te dan más posibilidades de personalización. Si te decantas directamente por una de pago, puedes consultar en plataformas como Envato Market o Template Monster.

En tu proceso de selección es importante que te fijes en que las plantillas sean responsive, es decir, que incluyan una versión especialmente adaptada para móvil y tablet. En la actualidad, más de el 75% del tráfico online mundial proviene de smartphones, por lo que la versión móvil de tu blog es casi más importante que la versión de escritorio.

 

Si te surgen más preguntas antes de crear un blog, ¡déjalas en comentarios y las resolveremos!

 

Foto principal: Sergey Zolkin on Unsplash.